¡ VICTORIA EN MOTORLAND !


El fin de semana del 17-18 de Enero se celebró en el Circuito de Velocidad de Motorland en Alcañiz la 5ª Edición de La Invernal, un día de puertas abiertas del Circuito de Moto GP para ciclistas, atletas, patinadores y handbikes.

La jornada para los handbikers arrancaba el sábado 17 de enero a las 15h con la prueba de entrenamientos libres y “Time Trail” (contrarreloj). Día soleado con viento frío que no dificultaba la practica del ciclismo así que tras 1 hora de pedaleo para conocer el trazado técnico del circuito, el handbiker que daba la vuelta más rápida, lograba la “pole” en la parrilla de salida del domingo.
Mi objetivo era reducir el tiempo de la edición anterior (5,077 km en 10:47.750) y si era posible bajar de 10 minutos. Ambicioso pero tras un año intenso de entrenamiento, posible. Tenía grandes rivales como el actual Campeón de España de Contrarreloj en categoría H3 así que no tenía muchas expectativas de lograr la pole. Mi tiempo fue de 10:19.268, con un medía de velocidad próxima a los 30km/h. Mejoré el record del circuito que estaba en 10:22.899 desde la edición del 2013 así que mi satisfacción fue enorme. Volví a lograr la pole. Los tiempos lejanos de los rivales me indicaban que muchos se reservaban para los 100 minutos de carrera del domingo.
El domingo 18 de enero amaneció menos soleado pero sin viento así que la sensación térmica fue más agradable que la del sábado. A las 15h todos los handbikers se colocaron en la parrilla de salida y tras el semáforo en verde, comenzaron los 100 minutos de handbike.
Aprovechando mi privilegia posición, intenté hacer un salida rápida para llegar el primero a la primera curva y afrontar el fuerte repecho posterior. Lo logré pero con dos handbikers pegados a mis ruedas. 
Marqué el ritmo en la subida y al comenzar la bajada, tras pasar la curva del sacacorchos, soltamos a un rival, formando una cabeza de carrera con dos corredores. Íbamos rápidos, quizás demasiado y me pase en la trazada de la curva que nos conducía a la bajada de 1 km. Me pasé el piano, la zona de moqueta y me acerque peligrosamente a la zona de graba, momento que aprovechó el rival para tirar con fuerza y distanciarse más de 100 metros.


En el primer paso por meta perdí 10 segundos con cabeza de carrera.

Sin perder el contacto visual, intente regular las fuerzas, tirar fuerte en la subida y recuperar en la bajada pero la distancia con la cabeza se ampliaba, en el segundo paso por meta perdía más de 20 segundos. La carrera se me estaba escapando.

Volví a hacer un esfuerzo para subir con intensidad y en el tercer paso por meta lo veía más cerca pero no era capaz de cogerlo. Aceleré el ritmo y en repecho del 6% decidí ir a por él, apreté los dientes y con sufrimiento llegue a su altura.
Los siguientes dos pasos por meta me dediqué a ir a su rebufo, ahorrando energías, tratando de recuperar sensaciones después del esfuerzo anterior. Llevábamos 5 vueltas, 25 kilómetros y nos acercábamos a 1 hora de carrera.

Desde la sexta vuelta intenté presionar al rival. Subía el ritmo en los repechos, aceleraba en el paso por meta, tomaba la cabeza del grupo buscando que la carrera no perdiera intensidad y que el rival fuera perdiendo su energía. Intentaba atacar sin mucha convicción y rápidamente llegaba el rival a mi altura. Controlando el tiempo, 20 minutos para completar los 100 minutos, calculé que faltaban dos vueltas para terminar y empecé a incrementar las hostilidades.

En el tramo final del repecho de la penúltima vuelta, ataqué con fuerza y abrí un hueco de 200 metros, pensaba que era el definitivo y me fui a por la victoria pero tras trazar de forma horrible el sacacorchos y salirme de pista en un curva, volvió a darme caza en la bajada. Estaba como siempre y con varios cartuchos de energía malgastados.
Manteniendo una alta intensidad, afrontamos la última vuelta. Al comenzar el repecho el rival me adelanta, temo el cambio de ritmo así que acelero, con la adrenalina por las nubes, decido pasarlo por el interior y darlo todo en la subida, es el momento, ahora o al sprint. No bajo la intensidad y observo que abro un hueco importante, corono el repecho con una amplia distancia y me propongo trazar las curvas con prudencia para no perder lo ganado. Salvo los escollos técnicos y fuerzo en la bajada, no veo al rival y me veo ganador. Paso por meta pasados escasos segundos los 100 minutos de carrera y concluyo la prueba con una enorme alegría.
Alegría por haber ganado al actual Campeón de España en contrarreloj, la primera vez que lo logro. Alegría por haber mejorado mi tiempo del año pasado en más de 10 minutos (1:50:11 en 2014 y 1:40:10 en 2015). Alegría por haber mejorado en más de 5 minutos el tiempo de la prueba (año 2013, 45 km en 1:45:43) Alegría por terminar la prueba sin percances y saber que todos los esfuerzos en entrenamientos y preparación, están teniendo su recompensa. Continúo mejorando, creciendo y aprendiendo.

Agradecer a Motorland Aragón la organización del evento, agradecer a todos los asistentes su presencia (este año han venido de Valencia, Madrid, Barcelona, Sevilla….etc), agradecer a Spiuk y Quickie su esfuerzo por colaborar con nosotros con esos magníficos regalos que nos han hecho y agradecer a JCV Shipping & Solutions su confianza y cariño. La Invernal sigue mejorando y es gracias a vosotros. GRACIAS
Os dejo con algunas imágenes espectaculares de la prueba y os espero en próximas ediciones. Seguiremos mejorando.


"3º EN LA BEHOBIA-SAN SEBASTIAN"



El pasado domingo 9 de noviembre se celebró una de las pruebas deportivas más antigua y con más atletas de toda España, la 50 edición de la Behobía-San Sebastián. Más de 30.000 deportistas, repartidos entre atletas a pie, patinadores, sillas de atletismo y handbikes, debían recorrer los 20 kilómetros que separan ambas poblaciones.




En un día que amenazaba lluvia y con 4 gotas sobre le asfalto, tenía lugar la salida de las handbikes a las 9:30 horas y así escalonadamente hasta las 10:00 horas donde comenzaba la prueba de los atletas a pie.



Arrancó con plato mediano esperando ganar agilidad y vatios pero después de un tiempo sin competir, la falta de ritmo es evidente y no puedo alcanzar la cabeza de la prueba. Me sitúo en 5ª posición, a la captura de rivales.

 
Voy por la derecha, el de naranja (Foto Diario Vasco)

Al llegar al alto de Gaintxurizkta, km 6, superó a un rival y me voy junto al francés Olivier Lambert en busca de los escapados que circulaban a escasa distancia.



Aquí fue el momento clave de la carrera, viendo al segundo clasificado a escasos 100 metros, tomo la decisión de quedarme con Olivier para intentar recortar distancias juntos. Si hubiera arrancado a por el segundo clasificado, hubiera quemado un cartucho de energía que luego me podría haber hecho falta, no tuve la ambición necesaria para ir hacia delante pero al ser una prueba corta de 20 km, debía haberlo intentado.



No lo hice ya que estoy en pretemporada, haciendo la base para el 2015 y no es conveniente pasarme en los esfuerzos. Decisión tomada, trabajamos juntos con Olivier para reducir la distancia pero al no ir con todo, el tiempo con la cabeza se amplió.



Sabía que debía jugarme el 3 puesto con el francés. Al tener un físico espectacular, tipo culturista y ser más pesado que yo, no podía esperar al sprint ni intentar escaparme en la bajada, sólo podía tener éxito subiendo. El alto de Miracruz, en el km 16, es el punto más duro de la prueba, con los mayores desniveles y el lugar donde debía atacar si quería tener alguna posibilidad.



Llegado el km 15, realice mi relevo y le pedí el cambio esperando que él tuviera que pedalear en los primeros metros del repecho. La táctica salió perfecta y comenzó él la subida. Observaba que iba muy lento, esperaba mi ataque.


El repecho no tiene un kilómetro de distancia así que no podía esperar mucho. Pasados 200 metros del comienzo de la subida, cambié de ritmo. Arranqué con fuerza pero el fránces no se despegaba. El pulso se disparó e intenté mantener la intensidad pero poco a poco la fui perdiendo. Llevaba a Olivier pegado como una lapa y cada vez faltaba menos para coronar. Decidíi dar un poco más. Agaché la cabeza, cerré los ojos y apreté con todo. Faltaban 300 metros para coronar y el francés cedió. No podía relajarme y debía ampliar el hueco ya que en la bajada me iba a recortar. Faltaban 3 km para meta y lo dí todo. Logro el pulso más alto, mantengo una media de vatios elevada y voy como un tiro para meta. No disfruto del increíble entorno, de la gente y sus aplausos. Concertado en el asfalto y las trazadas de las curvas, empiezo a pasar arcos de meta pero ninguno es el definitivo. Voy muy justo de fuerzas pero no observo al rival por el retrovisor.



Logro entrar en 3ª posición, con un tiempo de 43:14 y media de velocidad de 27,65 km/h, a 1 minuto del 2º clasificado, el francés Alain Fuss (categoría H4) y a 3:23 minutos del 1º, el francés Yannik Graet, quien ganó este año la prueba en ruta UCI de la Bira de Bilbao en categoría H3.


Mi valoración es positiva, ya que regresaba a la competición después de un tiempo parado por infecciones de orina que me han impedido participar en la Vuelta a Mallorca en handbike o en el Criterium de la Val d´Uxio. Tenía ganas de apretar un poco y la verdad que me ha venido bien. Ahora regreso a los entrenos bajos de pulso y a sumar kilómetros para llegar al 2015 en la mejor situación posible.   

Con el ganador de la prueba a pie, José Carlos Hernández Cabrera (1:01:37)

Espero que esto sirva de referente para incluir a deportistas con handbike en pruebas de atletismo, sólo es cuestión de voluntad. Enhorabuena a KEMEN por su trabajo con la discapacidad.



Gracias          

"LOBBACH, ALEMANIA"


No quería terminar el 2014 sin contaros mi experiencia en LOBBACH, Alemania, otra prueba internacional a la que acudí el 9 de agosto.



Tras mi experiencia en 2013 en Heidelberg, una prueba de handbike rapidísima donde rodé 42 km a una media de 34 km/h, regresaba a Alemania, uno de los países donde más afición hay a la handbike y por lo tanto, con más nivel en este deporte.



La prueba consistía en dar 5 vueltas a un circuito de 8 km, con tramos de pendiente al 5% y pronunciadas bajadas donde tirar de frenos era obligatorio para trazar las curvas posteriores. Un circuito técnico con un tramo plano muy rápido donde era importante, saber cómo y cuándo apretar para mantener las buenas ruedas.

Cómo me inscribí el último en la prueba, salí el último en la carrera. Mis posibilidades de estar con la cabeza se convierten en remotas desde el momento que tengo más de 75 handbikers por delante. Mi objetivo se convirtió en hacer una buena salida, ponerme a tope un par de kilómetros hasta agarrarme a algún grupo donde pudiera rodar cómodo y rápido.



Doy todo en la salida. Adelanto hanbikers por la derecha e izquierda. El pulso se dispara, no quiero mirarlo. Observo 3 handbikers delante y me esfuerzo por llegar a su altura. Lo logro pero como llego muy justo, un tirón del grupo y me descuelgan. Se produce un relevo y el que entra lo hace muy fuerte, sufro por mantener la rueda pero lo logro. No estoy para dar relevos, me mantengo el último de grupo mientras recupero sensaciones y observo a los rivales. Parecen fuertes. Recuerdo a un francés que compitió conmigo en la UCI WORLD CUP de Cuellar (de hecho, entró por delante de mi). Pienso que será el rival a batir, lleva la cabeza del grupo y tira con fuerza. Cuando alguien se empecina en tirar y no se aparta para el relevo, o esta muy fuerte o caerá como la fruta madura. Tira del grupo y completamos la primera vuelta. En un repecho, un alemán toma la cabeza y da un tirón. La fruta madura cae y se pierde en el retrovisor. Los esfuerzos se pagan, nadie perdona.



Nos quedamos 3 en la cabeza del grupo. Un italiano, una alemán y un español como un buen chiste. El italiano empieza a hacer la goma. Se descuelga y se vuelve a unir. Puede ser una táctica de carrera. Colaboro con el alemán en los relevos, guardando fuelle para cuando entra él ya que siempre se produce un tirón que puede descolgarme. El italiano se pierde en la tercera vuelta y continúo colaborando con el alemán. Vamos rápidos.





Me siento cómodo y me planteo el desenlace de la carrera. Atacaré en el tramo del 5%, una cuesta de 500 metros, a 1,5 km de meta. Faltan 800 metros para completar la cuarta vuelta y comenzar la última. Empiezo a ahorrar energía para el ataque. Me sitúo detrás del alemán y busco un desarrollo cómodo con más cadencia. Subo piñones con el plato grande puesto. De repente, la cadena salta y me quedo parado a 600 metros de meta. No hay nadie que pueda echarme una mano. Desespero. Observo como me adelantan. Tengo que intentar llegar a meta para que alguien me ponga la cadena, pienso nervioso. Empiezo a impulsar las ruedas traseras con los brazos. Estoy en una cuesta y es un suplicio pero si lo supero, luego viene un breve descenso que me llevara a meta. Pasan más de 5 minutos y llego a meta. Pido ayuda pero no me entienden. Un espectador se acerca y tira de la cadena. Está muy atascada pero lo logra. Pone la cadena en su sitio y continúo a tope.

Pedaleo solo, sin grupo y adelanto a rivales. Estoy en la última vuelta y he perdido más de 6 minutos. La culpa de la salida de la cadena es mía. Primero por forzar tanto la cadena, iba muy cruzada con el plato grande y el piñón más grande. Segundo, por no haber probado en condiciones la bicicleta tras haber cambiado la maneta en la última carrera.



Completo la prueba, terminado en el puesto 17 de la general. Insatisfecho por mi error y falta de previsión. Contento por la lectura de la carrera, supe nadar y guardar la ropa para el esfuerzo final aunque el desenlace no fue como esperaba. De todo se aprende. Nada cae en saco roto. 

" I CRITERIUM DE HANDBIKE DE JEREZ"


Tras la imposibilidad de participar handbikes en la Media Maratón Ruta Vino Somontano, podía acudir a la Maratón de Berlin (Alemania), una de las pruebas de atletismo más importantes del mundo que reserva 150 plazas a handbikers pero la inscripción estaba agotada desde hace 10 meses así que me fui a Andalucía para participar en el I Criterium de handbike de Jerez junto a compañeros de Team Quickie Sopur España.

No poder correr la Media Maratón de mi ciudad ha supuesto una gran decepción, fue la primera prueba que hice tras abandonar el hospital y recibir el cariño de mi gente siempre me ha emocionado. Espero que en próximas ediciones las handbikes puedan participar, la solución es sencilla, tan sólo consiste en inscribir la prueba como deportiva y no como pedestre así se abre a más categorías y cumplimos la normativa. Ahora sólo falta voluntad.

Acudí a Jerez ilusionado, después de los bronces logrados en la Copa de España, me reencontraba con los rivales y en mejores condiciones que en Barcelona, tenía que dar más guerra. Sobre 40 hanbikers de diferentes nacionalidades estaban inscritos para rodar sobre el Circuito de Velocidad de la ciudad gaditana, entre ellos, la actual campeona del mundo, la polaca Renata Kaluza.
 
El circuito de velocidad de Jerez es de 4,4 km por vuelta, los handbikers debíamos dar 9 vueltas hasta completar un total de 40 kilómetros. No es un circuito muy técnico ya que las curvas son amplias, con desniveles positivos cortos y bajadas tendidas prolongadas, más apropiado para corredores potentes con un buen final, poco adecuado a mis características ya que prefiero más desnivel y menos bajada.

Colaboro con el Circuito de Motorland de Alcañiz para organizar en enero una prueba solidaria de handbike llamada la Invernal, sin duda, el circuito de Alcañiz es más duro, tiene desniveles importantes, con curvas muy técnicas como el sacacorchos donde tienes que tirar de freno y puntos de velocidad elevadísimo. Son circuitos diferentes pero para disfrutar en ambos, en Jerez el freno no se toca así que imagínate la velocidad que se puede lograr.

La salida del Criterium de Jerez fue el sábado 27 de septiembre a las 18:30 horas, cerca de 40 handbikers situados en la parrilla de formación daban un color especial al Circuito, tras el semáforo verde, todos a dar pedales. 


La salida fue rápida y se formó un grupo de handbikers escapados que impusieron un ritmo elevado y fueron abriendo distancia. Llegué a su altura en los primeros metros de la prueba pero perdí la rueda en los repechos, así que marqué un ritmo de persecución y poco a poco fui recogiendo rivales que se descolgaban del grupo cabecero. 


Tras la segunda vuelta, formamos un grupo de 4 corredores en persecución de la cabeza, los revelos fueron constantes y las distancias se redujeron pero no fue suficiente para llegar a su altura.
Entré en un disputado sprint con el 4º clasificado de la general, Javier Reja, un tio fuerte donde los haya que no me dejo opción aunque sólo perdí por 400 centésima de segundo. Terminé 5º de la general y 3º de la categoría, a 30 segundos del segundo clasificado, Alfonso Ruiz y a 3:26 del ganador, Víctor Rotaru.
He tenido una mala salida, como siempre, es uno de mis puntos a mejorar pero la carrera ha sido muy bonita, hemos colaborado en la persecución y si hubiera durado una vuelta más, podría haber disputado el segundo puesto de la categoría. Estas experiencias suman, el camino es largo y hay que seguir aprendiendo.

GRACIAS MG FOTOS CHUS por las magníficas imágenes.

"COPA DE ESPAÑA de HANDBIKE en BARCELONA"


El fin de semana del 13-14 de septiembre, se celebró en Barcelona la última prueba del circuito de Copa de España de handbike, una de las carreras de mayor nivel que se hace en territorio nacional después del Campeonato de España.


Después de una temporada intensa y tras un descanso de dos semanas en agosto, regresaba a la competición sin buenas sensaciones. El año 2014 ha sido muy intenso, con muchos kilómetros pedaleados y bastantes competiciones pero no percibo que la parada de verano me haya recuperado del todo así que mis expectativas no eran buenas.

Viajé a Barcelona con un asistente de lujo; el ciclista, amigo y presidente del Club Ciclista Oscense, Miguel Bergua Gros. Muchos no sabran que "Berry" me sufrió como profesor en su paso por el Instituto Martínez Vargas de Barbastro, de esto hace muchos años y conservamos una buena amistad. 



El sábado 13 de septiembre, a las 17:00h, comenzaba la prueba contrarreloj. 10 km en un circuito corto y revirado, tan solo 1 km, a pies de Monjuit. Magnífica organización por parte del Club Handbike Barcelona y ambiente espectacular en una zona de mucho transito turístico de Barcelona. Paso a paso se da conocer el mundo de la handbike en muchos lugares de España.



Arrancó con fuerza en un recorrido muy técnico, tres curvas de 90 grados por vuelta, donde saber trazar es fundamental para quitar segundos al crono. Regulo la intensidad pero me cuesta mantenerla, observo como la media de vatios se reduce y me quedo sin fuerza. Al comparar con  otros momentos de la temporada, he bajado mi rendimiento en contrarreloj más de 20%, por suerte, los rivales no apretan y logro la medalla de bronce, a 1:55 minutos del Campeón de España en ruta, el moldavo nacionalizado español, Victor Rotaru. 


Es dificil mantener la media de vatios ya que la entrada en las curvas implicaba dejar de pedalear, al salir de cada curva, vuelvo a acelerar con fuerza.  Los cambios de ritmo son constantes y eso me ha faltado, algo más de ritmo para luchar por un mejor puesto pero estoy muy contento ya que no esperaba lograr el bronce.



El domingo 15 de septiembre a las 10:30 horas, tenía lugar la salida de la prueba en ruta. Debíamos pedalear 40 km, 25 vueltas a un trazado de 1,6 km. Regresaba a parte de aquel circuito donde un año antes de su accidente, en el 2009, participé como componente del Equipo COANFI, en la prueba de resistencia ciclistas de las 24 horas de Monjuit. Magníficos recuerdos.


Tras una salida lenta, se formó un grupo de cabeza compuesto por los mejores handbikers de todas las categorías, aguanté los primeros metros pero cuando empezaron los repechos y las hostilidades, el grupo se fraccionó y me quedé, no tenía la fuerza necesaria para mantener el ritmo. Tras varias vueltas y viendo que me constaba mantener la intensidad, establecí una velocidad de crucero para terminar la prueba con éxito.


Repetí el tercer puesto, una nueva medalla de bronce que pone colofón a una temporada larga, intensa y agotadora. 

Mi valoración es muy positiva ya que esta temporada he logrado estar con los mejores handbikers de España, hace un año los veía muy lejos pero poco a poco he ido recortando distancias. El 2015 va a ser fundamental para seguir progresando e intentar luchar por el Campeonato de España, un objetivo ambicioso pero necesario para seguir soñando.
  
Falta mucho camino por recorrer pero las ganas e ilusión no "reblan", así que lucharé por hacer realidad el lema "QUERER ES PODER". Gracias JCV Shipping&Solutions, Quickie Silla de ruedas España, SPIUK, PowerBar, COANFI, Clinica Sant Jordi y otros más por su confianza. Aquí la tropa que me brindó su apoyo, gracias.
 


"UCI WORLD CUP SEGOVIA 2014"



El fin de semana del 25-26 de julio, acudí a la localidad segoviana de Cuellar para participar en una  prueba UCI WORLD CUP de Ciclismo adaptado, la única prueba de Copa del Mundo que se celebra en España.



A esta prueba UCI WORLD CUP de Segovia acuden las mejores selecciones del mundo (Estados Unidos, Sudáfrica, Alemania, Francia, Corea del Sur, Australia y Rusia entre otras), todas buscan lograr el mejor resultado posible de cara a la gran cita de agosto en Grenville (USA), el Campeonato del Mundo, donde está en juego el famoso maillot arco iris. 

Willian Lachenauer (USA)

El deporte de la handbike es muy explosivo y como corredor de fondo, he tenido que adaptar los entrenos para mejorar mis defectos. Tras una buena base aeróbica en invierno, han sido una constante de mi entreno los cambios de ritmo, las arrancadas en parado que simulan las salidas de las pruebas y las series en las cuestas más pronunciadas del Somontano para mejorar la explosividad y potencia. Mucho trabajo para  ir transformando poco a poco mis características. Así que llegaba a Segovia con más de 7.500 km pedaleados en los brazos desde que comenzó 2014. Cansancio enorme pero mayor ilusión, estaba en uno de los momentos más importantes de la temporada, atrás quedaban la lesión de muñeca y las dichosas infecciones de orina que me han perseguido todo el año.


La marca SPIUK me había diseñado una nueva equipación personalizada que estrenaba en Segovia, era el momento de darlo todo, siendo consciente de mis capacidades y limitaciones frente a los monstruos que tendría como rivales.



Competía por primera vez en Segovia y lo hacía como independiente. Para participar en la contrarreloj UCI WORLD CUP sólo había 3 plazas por país y como quedé 4º en el Campeonato de España, no me correspondía el puesto así que me tuve que conformar con la prueba en ruta donde había 6 plazas por nación. Lo ideal es ir seleccionado, representando a España pero me falta mucho nivel así que seguiré trabajando.




El viernes pude apreciar la contrarreloj: los mejores del mundo, ambiente serio, máxima concentración, máquinas alucinantes y gas. Volaron. Os dejo algunas fotos de la salida.

Vittorio Podesta (ITALIA)


Heinz Frei (SUIZA)
El sábado 26 de julio era mi turno. Salida de la prueba en ruta a las 15:30 horas,  sol de justicia y 37º centígrados en el ambiente, que reflejados en el asfalto ascendía hasta los 48º. Nunca había competido con tanto calor así que me hidraté bien y me preparé dos bidones PowerBar para la carrera, uno con agua y el otro con sales ISOMAX (sales minerales con algo de cafeína)



La prueba en ruta de la Copa del Mundo de Segovia es dura. Debíamos dar 5 vueltas a un circuito de 12 km hasta completar los 60 km totales, cada vuelta tiene un repecho adoquinado de aproximadamente 800mt al 6-7% de desnivel. Una de las carreras más largas que he hecho desde que voy en silla de ruedas y mi primera experiencia en pavés con la handbike. 



mostruos que tendrciones de orina que me han perseguido todo el añoes frente a los mostruos que tendr

Bajo ese calor insoportable me situé en la línea de salida. Arranqué fuerte, apuré la entrada en curva de una rotonda y el apelotonamiento de corredores para reducir distancias, mantuve la intensidad durante varios minutos y con el pulso por las nubes, encontré la rueda de los rivales con quien creía que tenía que estar. Primer objetivo logrado, hacer una buena salida. Observábamos a un grupo a escasos 5 metros, intentamos llegar hasta ellos pero fue imposible, la distancia se amplió hasta  10 metros y poco a poco, en cámara lenta, vi como se van alejaban así que decidimos encontrar nuestro ritmo. Rápidamente entramos a colaborar con los relevos.



Tras varios relevos, me situé en cola del grupo buscando recuperar en la bajada para arrear en la cuesta adoquinada. Llevaba 11 km y quedaba lo más duro. Arranqué con fuerza los primeros tramos del repecho pero pronto observé que algo no marchaba bien.  Las fuerzas habían menguado y no era capaz de mantener la rueda de los rivales. Así que decidí regular y subir a mi ritmo. ¿qué me pasaba? No veía normal que me soltaran en la subida, venía entrenado y preparado para ello.



Cuando compito, suelo mantener ritmos altos y constantes tanto de pulso como de vatios durante casi toda la prueba, pero aquí observaba que el pulso seguía por la nubes y los vatios bajaban por momentos. Las fuerzas me estaban desapareciendo, no era capaz de mantener los vatios normales de mis carreras. Ofrecían echarme agua por encima para bajar la temperatura corporal pero lo rechazaba por temor a perder las gafas, ganar peso y cualquier otro pensamiento.




En esos momentos no era consciente de lo que me pasaba pero luego, analizando la carrera, llegue a varias conclusiones. El calor era horrible y al pedalear a escasos 15 cm del suelo, la sensación de angustia era mayor. Sufro una lesión medular, eso significa que las funciones de termorregulación corporal no funcionan como las de cualquier persona, en mi caso, sólo sudo desde el pecho a la cabeza, sólo puedo eliminar el exceso de calor corporal por esas partes. Durante la carrera, mi cuerpo no era capaz de reducir el exceso de temperatura interna y estuve a punto del colapso.


Viendo que algo no andaba bien y que mi clasificación no peligraba, decidí regular para terminar la prueba. Acabé en el puesto 23, de un total de 31 participantes (solo terminaron 26), mejorando notablemente mis resultados de la Copa del Mundo de Italia y siendo el tercer mejor español.


Mi valoración es positiva ya que nunca había competido con tanta calor. Creo haber tomado la decisión correcta, pensé que me iba a dar algo y  bajé la intensidad para evitarlo, se trata de sumar y aprender. Siempre soy de los que sale a entrenar tarde pero este año he madrugado como nunca y me ha faltado entrenar con calor. En fin, otro aprendizaje más.


Agradece la confianza de JCV Shippings & Solutions, Quickie, COANFI, PowerBar, Clinica Sant Jordi, Federación Aragonesa de Ciclismo y Trangoworld entre otros.

Con Vitorrio Podesta (ganador de la ruta) y Vicente Yangüez "el Chano"
GRACIAS, VOLVEREMOS EL AÑO QUE VIENE PARA HACERLO MEJOR.