"SENSACIÓN AGRIDULCE EN EL EUROPEO DE HANDBIKE"


El fin de semana del 12-13 de abril se celebraba en Barcelona el Europeo de handbike. 6 meses después regresaba convertido en prueba UCI, por lo tanto puntuable para un ranking internacional (contra más puntos logre un país,  más ciclistas podrá llevar a un evento internacional como las Paralimpiadas de Rio de Janeiro y el deportista que más puntos tenga, será el mejor candidato para acudir. Esto es en teoría, luego el seleccionador nacional decide). Los 10 primeros de cada categoría lograban puntos UCI.


Como novedad de 2014 han surgido nuevas categorías de competición en handbike: 
  • H0, abierto a personas sin discapacidad.
  • H1, es la antigua H1.1 para discapacidades severas.
  • H2, la antigua H1.2 (casco azul)
  • H3, los antiguos H2 (mi categoría temporal mientras no tenga una valoración UCI internacional definitiva) (casco blanco)
  • H4, los H3 (casco rojo).
  • H5, los H4.

Llegaba ilusionado, con ganas de hacerlo bien y además con la motivación especial de intentar lograr algún punto UCI, objetivo complicado pero soñar es gratis.




El día de la contrarreloj soplaba aire de costado y decidí salir a competir con las ruedas de entrenar, nada de perfil para evitar el lastre del viento. Decisión arriesgada ya que, personalmente, correr con las ruedas de carbono y los tubulares, supone una sensación increíble y una motivación especial (solo las monto para las citas importantes). Calenté bien, varios cambios de ritmo y a la línea de salida.



Mi tiempo de hace 6 meses era 25:03 minutos en 13 km, en esta edición quería rodar a 34 km/h y dejarlo por debajo de los 23 minutos, objetivo ambicioso (bajar más de 2 minutos en 6 meses) pero no perdía nada por intentarlo. En la línea de salida estaba más tranquilo que otras veces, pensé no salir a tope para ir incrementando la intensidad y terminar dándolo todo. Las cosas iban bien pero el viento era muy molesto, trazaba las curvas mejor que en ediciones anteriores y el pulso que llevaba era bueno, el de las grandes citas. Al final terminé la crono en 23:39, rodando a 33 km/h, mejorando mi tiempo en 1:24 minutos. Bajar de 23 minutos fue imposible pero mi satisfacción fue enorme ya que la mejora era considerable. Si el año pasado perdía frente al ganador 4:38 minutos, este año lo había reducido a 2:45 minutos. Logré el puesto 13 de la general, quedándome a 3 posiciones de los puntos UCI.

video
 


El domingo tocaba la prueba en ruta, circuito urbano totalmente plano con dos curvas de 180º donde debíamos dar 10 vueltas, unos 38 km. No guardaba buenos recuerdos de la edición del año anterior donde a pesar de estar bien posicionado en la salida, no pude seguir a los mejores. Este año intenté llegar con tiempo a la salida pero mi posición era mucho peor que la del año pasado. 



Arranqué fuerte, intentado seguir las ruedas buenas pero varias personas se cruzaron y las perdí, entonces tome la decisión incorrecta, en lugar de morir en los siguientes kilómetros para alcanzarlos busqué el apoyo de un grupo para lograrlo pero no pudo ser, la velocidad era menor y observaba como se ampliaban las distancias, no supe reaccionar. El resto de la carrera no tiene historia. Fui cómodo en el grupo, intenté varios cambios de ritmo para romperlo y quedarme con los mejores pero en terreno tan plano es complicado, además no soy un corredor de enorme potencia así que mis intentos no tuvieron éxito. En las ultima vuelta el grupo se fraccionó y entre en el sprint con el único compañero que aguantó la rueda, volví a perder, como el año pasado, no soy hombre de últimos metros.



Rodé unos 34,8 km a 32,4 km/h en 1:04:29, lejos del tiempo de los rivales con los que pensaba terminar. Logré el puesto 19. Mal, muy mal. Con una media de velocidad inferior a la contrarreloj y 20 pulsaciones medias por debajo de la crono, terminé con la sensación de no haberme esforzado como debía y eso es me genera gran decepción. Las excusas son de malos perdedores. 



En conclusión, tengo un sentimiento agridulce, contento por la contrarreloj del sábado pero decepcionado con la ruta del domingo. Tomé las decisiones inadecuadas y no luche ni me esforcé por cambiar la situación, eso es lo que más me duele. Sé que lo puedo hacer mejor pero no fue el día. Debo de espabilar si quiero seguir progresando, por mucho que se entrene, si luego no haces las carreras con cabeza y pundonor, el esfuerzo se pierde. De todo se aprende y más de las experiencias negativas.



Felicitar a la organización por su trabajo, traer a España una prueba UCI tiene gran merito, así que enhorabuena.

De lo más positivo, la foto junto a Walter Ablinger, campeón del Mundo de handbike 2013 en H2 (izda), Lars Hoffmann, ultrafondista de handbike a mi derecha y un poco más allá el francés varias veces campeón del mundo en handbike, Joel Jeannot. Para enmarcar.


"PREMIO A LOS VALORES HUMANOS"

"El deportista barbastrense Diego Ballesteros recibió el Premio a los Valores Humanos en el Deporte en la Gala del Deporte de Barbastro, tras el apoyo unánime del colectivo de periodistas de información deportiva de la ciudad. 

El colectivo de periodistas barbastrenses y la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca se suma con este reconocimiento, justo, merecido y bien ganado, a los de otras instituciones y colectivos que reconocieron con antelación los valores humanos que atesora Diego Ballesteros.



Se adapta, perfectamente, al espíritu del Premio donde no se tienen en cuenta títulos, ni campeonatos, sino el perfil humano del deportista y la suma de valores personales que le acreditan. En este caso, los ocho periodistas locales han sido unánimes en este reconocimiento sin necesidad de pensar en otras opciones.

A raíz de la lesión medular derivada del atropello en la prueba ciclista de USA, Diego comenzó una lucha por su nueva vida, con una mirada en el futuro y así fue como comenzó a ganarse este Premio.


Con el “descubrimiento” de la Handbike que le ha impulsado hacia el deporte con pedaleo diferente y la fuerza propia para soñar de nuevo con retos importantes, sacó adelante el proyecto de Madrid a Londres, con 1800 km pedaleados en 26 etapas de handbike.

Sus mayores méritos son el reto continuo por vencer la discapacidad"

GRACIAS AMIGOS DE LA PRENSA DEPORTIVA.
GRACIAS BARBASTRO, TE LLEVO EN EL CORAZÓN.

"CONCENTRACIÓN EN LANZAROTE"

Acabo de regresar de 10 días de concentración en Lanzarote con el equipo alemán Team Quickie-Sopur. Una estancia que me ha servido para entrenar duro y competir en diversas pruebas con algunos de los mejores hanbikers del mundo. Junto a Marco Baena y Gustavo Molina, madrugabamos a las 8:00 h para salir con la hanbike a las 10:00h. Hemos acumulado kilómetros acompañando a Rafa Botello en su preparación al IronMan de Lanzarote.



El 14 de febrero participé en una prueba contrarreloj de 3 km en la ciudad de Playa Blanca (Lanzarote). Un circuito urbano con curvas cerradas donde mantener un ritmo elevado era complicado, pero rodé a 33,31 km/h con un tiempo de 5:35 minutos, logrando el 13 puesto de mi categoría H2 a 39 segundos del ganador, el alemán Tobias Knecht. 



Es una prueba demasiado corta y explosiva que no va demasiado bien con mis cualidades pero estoy contento ya que he quedado a 2 segundos del campeón de España de Contrarreloj, el sevillano Marco Baena. En 2012 fue mi primera participación aquí, quedé de los últimos, ahora he mejorado cerca de 3 minutos, el trabajo tiene sus frutos y estoy ilusionado por seguir mejorando.

El sábado 15 de febrero formé parte de un equipo mixto en el 2º Timanfaya Triathlon Trimakina, debía realizar la parte de la bicicleta. En un recorrido de 20 km, con mucho viento en contra, logré un tiempo fue de 43:54 minutos, rodando a 27,34 km/h obteniendo el puesto 97 de 167 ciclistas inscritos en la prueba.  Pedaleando con los brazos nunca había adelantado a tantos ciclistas, rodar más rápido que una bicicleta es increíble, menuda sensación. Logré el 3 puesto en la general de equipos mixtos (sólo había 3 equipos)


La prueba más importante tuvo lugar el domingo 16 de febrero, la Vuelta a Playa Blanca en handbike. Una prueba por equipos de 6 hanbikers que aglutino a algunos de los mejores handbikers del mundo como el polaco Arkadiusz Skrzypinski (campeón del mundo en 2011) o el francés Joel Jeannot (campeón del mundo en 2012)



En 1 hora de duración, los hanbikers debían dar el mayor número de vueltas a un circuito complicado por las curvas, los repechos y el intenso viento lateral que soplaba. Mi equipo, que tenía dos grandes hanbikers como el libanés Eduard Malouf y aleman Olaf Heine, terminó tercero de la general de los 10 equipos inscritos. Completamos 13 vueltas en 1:04:17, a escasos 2:40 minutos del equipo ganador. Sin duda, me ha resultado complicado mantener el ritmo del equipo, el viento hacía difícil rodar con las ruedas de perfil y llevo 3 días seguidos compitiendo pero lo he logrado y estoy muy satisfecho.



La estancia en Lanzarote me ha servido para acumular kilómetros (cerca de 500) y experiencias que se me antojan vitales en una temporada 2014 complicada. Las reuniones de equipo, el compartir entrenos y momentos con compañeros de otros países me hacen aprender ya que observo como entrenan, como compiten y que mejoras técnicas llevan en la handbike, queda mucho camino para estar a su nivel pero vamos por la buena senda, como siempre digo, “querer es poder”


Gracias a Lanzarote Deportiva por las fotos, a José Angel Vázquez y Fran Delgado por la organización, y ha Samanta y Jesús por los relevos en el Timanfaya Triathlon. GRACIAS A TODOS.

¡UN PASO MÁS, GANAR EN MOTORLAND!

El pasado 18-19 de enero, se celebró en el circuito de velocidad de Motorland Aragón, un evento solidario y deportivo llamado La Invernal. Ciclistas, atletas, patinadores y handbikers disfrutaron del circuito de Alcañiz para colaborar con la Asociación Española contra el Cáncer.


Comenzaba la primera competición de la temporada 2014. Estaba algo cansado pero ilusionado con intentar mejorar los tiempos de año pasado. 

El sábado fue la crontrarreloj, sobre un trazado de 5,077 kilómetros, teníamos 1 hora para calentar e intentar lograr la vuelta más rápida. El más veloz en una vuelta, ganaba la crono. Salí sin reservas, buscando que mi mejor vuelta fuera la 3ª (calenté los primeros 10 km y a tope en la 3ª) Si en 2013 recorrí los 5 kilómetros en 12:33 minutos, este año lo he hecho en 10:47 minutos, a una media de velocidad de 28,216 km/h. Gané la crono. Sorprendido e ilusionado, veo que mi progresión continúa,  estando cerca de los tiempos que el año pasado marcó Victor Rotaru (10:22)



Al ganar la crono, me garantizaba el mejor puesto en la parilla de salida de la prueba en ruta del domingo pero no las tenía todas conmigo ya que faltaban rivales como Fran Tamarit (H4) y otros que como Vicente Yanguez (H3), habían tenido problemas mecánicos. Todo estaba por decidir.


La jornada del domingo 19 enero comenzó con un día primaveral.  La salida tuvo lugar a las 15:00 h y aunque arranqué con fuerza, no pude distanciar a los rivales, formándose un grupo de cabeza de tres deportistas, Vicente Yanguez (H3 Madrid), Fran Tamarit (H4 Valencia) y Diego Ballesteros (H2 Barbastro) 



Pude soltar a Vicente en las curvas técnicas de la bajada y la fortuna me acompañó en los repechos ya que cuando Fran cambió al plato grande para atacar en la cuesta, se le salió la cadena y allí aproveché para bajar piñones y darlo todo para intentar romper la carrera.

Recorrí 45 km en 1:50:11 a una media de velocidad de 24,9 km/h, mejorando mucho el tiempo del año pasado. Si en 2013 pude recorrer 40km en 1:49:29, en 2014 he hecho el paso por los 40 km en 1:37:20, 12 minutos menos que el año pasado. Gané la prueba.


Sin duda estoy muy contento y satisfecho. Considero que la prueba de handbike de Motorland es una de las mejores de España por trazado del circuito, organización, seguridad, etc y me hubiera gustado contar con la presencia de más handbikers, reconozco que enero no es la mejor época pero es imposible otra ya que el circuito está completo todos los fines de semana del año. Espero y deseo que en próximas ediciones seamos muchos más ya que cuantos más seamos, más haremos por este deporte que nos apasiona. Un jamón de Teruel, le espera al ganador.  


Os dejo algunas de las imágenes espectaculares de la prueba, gracias a todos por asistir.


"TERMINA LA TEMPORADA 2013"



Con estas letras pongo fin a la temporada 2013, tras un intenso fin de semana y un año muy importante en mi evolución deportiva.

El sábado 19 de octubre acudí a Pinto, localidad del famoso ciclista Alberto Contador, para participar en un evento solidario llamado “BICIS PARA LA VIDA”.  Una iniciativa conjunta de la Asociación de Minusválidos de Pinto, Fundación Alberto Contador, Ananta y SEUR consistente en la reparación de bicicletas en un taller que emplea a personas discapacitadas, para la posterior distribución gratuita a colectivos desfavorecidos. Así que pedaleando sobre un Bkool colaboré con este proyecto que pretende llevar bicicletas a cientos de niños. 




Tuve la fortuna de poder saludar a Fran Contador, hermano y representante del ciclista de Pinto. Charlamos (habíamos coincidido en la Titan Desert del 2009) y le agradecí el mensaje que Alberto Contador mandó al programa Espejo Público pocos días antes de iniciar mi aventura hacia Londres 2012. Le regalé el libro “12.822 km” y se comprometió a leerlo, así que espero que le guste. 


Esa misma tarde me dirigí a Castellón ya que el domingo 20 de octubre se celebraba el IX Criterium Internacional de Handbike de la Val d´Uxió. Cerca de 50 handbikers se dieron cita en la prueba de handbike más antigua de España. Organizada por el paralímpico Vicente Arzo (medalla de plata en la contrarreloj de las Paralimpiadas de Pekín 2008), los mejores handbikers nacionales se congregaron en el Velódromo de la Val d´Uxió para lograr las medias de velocidad más altas de la temporada.




En las primeras vueltas, tres handbikers lograron formar una escapada, rodaban muy fuertes y resultó imposible al grupo perseguidor llegar a su altura. Pude mantener la rueda del grupo perseguidor, la primera vez en la temporada, logrando la media de velocidad más alta del año, 34,5 km/h.  La victoria fue para Vicente Arzo, en un circuito que conoce a la perfección tras un apretado sprint. Mi satisfacción es grande ya que he  logrado mantener la rueda de unos rivales que hace unos meses veía muy lejos.




Termino la temporada 2013 con muy buenas sensaciones. Este año me ha servido para tomar referencias de las carreras, conocer rivales y calendario, evitar lesiones, conocer puntos de mejora, defectos a corregir, valorar la evolución y aprender para tener las cosas claras sobre cómo debemos trabajar.
 
Con Don Vicente Arzo, tengo buen maestro

El camino Paralímpico es muy largo y costoso, creo que tengo mucho margen de mejora y eso me hace ver con optimismo el 2014. Así que a trabajar. En breve  comienzo la base de la nueva temporada, me esperan 6 días de entrenamiento a la semana, muchos kilómetros por delante y cientos de series para que esta progresión no se detenga.


"EL EUROPEO DE HANDBIKE EN BARCELONA"

La Federación Europea de handbike, EHF, organiza diferentes pruebas de handbike por toda Europa. Francia, Italia, República Checa, España... son algunos de los lugares elegidos. Si os apetece tener más información, os adjunto el link de EHF:


El fin de semana del 5 y 6 de Octubre, se celebró en la localidad barcelonesa de Castelldefels, la última prueba del Campeonato Europeo de handbike. Más de 100 handbikes de 20 nacionalidades distintas, agrupados según categorías se congregaron a las 13h del sábado 5 de Octubre en el Canal Olímpico de Barcelona para participar en la Prueba Contrarreloj. 


Los atletas debían dar 5 vueltas al circuito que bordea el canal recorriendo un total de 13 kilómetros. Dispuesto cada minuto y según categorías, los mejores handbikers del mundo tomaban la salida.

 
En la categoría H2, la victoria fue para el actual campeón del mundo, el austriaco Walter Ablinger, quién recorrió los 13 km en 20:20 minutos. Mi puesto fue el 15 a más de 4 minutos del ganador (un abismo) pero valoro con satisfacción el resultado ya que estar entre los mejores handbikers del mundo es un lujo, es una forma de compensar el esfuerzo diario de los entrenos y me anima a seguir luchando por el sueño paralímpico.



Mi entrenador, Fernando Garcia Herbera “Phondy” acudió a la cita y disfrutó del ambiente, conoció a los rivales y me animó a seguir trabajando ya que cree que podemos seguir creciendo.



El domingo 6 de octubre a las 9:45 h y por el paseo marítimo de Castelldefels tuvo lugar la prueba en ruta del Campeoanto Europeo. Los handbikers debían dar 10 vueltas a un circuito plano y con algunas curvas cerradas para recorrer sobre 40 km. 

Ablinger, campeón del mundo en H2 en el centro


Los deportistas volaron. El ganador en la categoría H2 fue el campeón de Bélgica, Jean Francois Deber, quien paró el crono en 1:04:04, rodando a casi 40 km/h.  

Mi carrera no fue buena. En la salida no fui capaz de coger el grupo delantero y me situé en un grupo donde rodaba demasiado cómodo, conforme avanzaba la carrera, se aceleraba el ritmo y se perdían efectivos. En las últimas vueltas intenté varios cambios de ritmo para soltar a algunos rivales pero no lo logré. En el sprint, un belga puso media rueda por delante de la mía así que terminé en el puesto 17 con peores sensacines que en la contrarreloj. 

Ruedo en 4ª posición del grupo
La última prueba del Circuito Europeo de Handbike ha dejado un buen sabor de boca a todos los participantes, la magnífica organización del Club Handbike Barcelona, el alto nivel de los asistentes y las estupendas temperaturas de Octubre garantizan el éxito de futuras ediciones. Nos vemos.

"DISFRUTANDO DEL PIRINEO"



Vivo en Barbastro (Huesca) muy cerca de las montañas del Pirineo. Desde niño he disfrutado de la nieve, de los ríos, de largas caminatas por magníficos parajes, de paredes de escalada, de oscuros barrancos, en fin, de la naturaleza al 100%.

Desde que sufrí el atropello y la lesión medular, evito pensar en las cosas que ya no puedo hacer y siempre he mirado la montaña con anhelo, pensando que con la silla de ruedas iba a renunciar a una de mis pasiones.


Pero este verano decidí probar a hacer una excursión en handbike. Calcé las ruedas con cubiertas de montaña, deshinché a tope la rueda delantera para tener más tracción y me líe a pedalear por uno de las zonas más cautivadores del Pirineo, el valle de Pineta.

Los primeros kilómetros son duros, la progresión es lenta pero constante y poco a poco voy superando las dificultades que encuentro (piedras sueltas, desniveles cada vez mayores, pequeños riachuelos que inundan el “camino”…etc).




Transcurre el tiempo y me sumerjo en el paisaje, en los olores y en la buena conversación de los compañeros montañeses. Los kilómetros van pasando, disfruto como nunca, he vuelto a hacer realidad algo que pensaba imposible.

En las bajadas soy el más rápido y debo hacer pausas obligadas para esperar a los compañeros, aprovecho a respirar con profundidad y meter en mi interior todo lo que observo. 


Cuando llegamos al final del sendero, una riada se ha llevado el puente que conecta con la pista que nos devuelve al punto de origen y un río crecido impide la marcha así que decidimos volver por donde hemos venido.  



Un valiente montañés se ofrece a cruzar el río llevándome en su espalda, (“en colicas” como decimos en mi tierra), es peligroso pero como de cobardes no hay nada escrito, acepto la proposición y cruzamos con prudencia el cauce.



Otra vez hemos vuelto a vencer a la discapacidad, otra vez observo que las limitaciones están en nosotros mismos, otra vez hago realidad el lema ¡QUERER ES PODER!. 

¡SI YO PUEDO, TU PUEDES! 

"XII ROLLSTUHLMARATHON DE HEIDELBER (ALEMANIA)"

El pasado 7 de julio se celebró en la localidad alemana de Heidelberg una de las pruebas de handbike más importantes de mundo, la XII Rollstuhlmarathon. 

Tres españoles nos fuimos para allí, Vicente Arzo (medalla de plata en la contrareloj de Pekín 2008), Gustavo Molina (campeón de España de handbike en 2012) y el que escribe estas letras, Diego Ballesteros.


Una carrera de 42 km para handbike que se celebra cada dos años y que congrega a atletas en silla de ruedas de todos los rincones del planeta. Más de 200 hanbikers tomaron la salida, colocados según tiempos logrados en ediciones anteriores, los mejores del mundo esperaban en la línea de salida, el campeón Olímpico de Londres 2012, el polaco Rafael Wilk,  el campeón del alemán Vico Merklein o el francés David Franek.


En un recorrido de 21 km alrededor del rio Neckar, los handbikers debían dar dos vueltas a un circuito sin grandes desniveles que permite lograr grandes velocidades.


Las salidas en la pruebas de handbike son muy veloces, es vital situarse bien para poder pedalear en un grupo rápido. No es habitual rodar en pelotón ya que los ataques son continuos y los cambios de ritmo constante, sobretodo en los repechos y en las salidas de las curvas, así que hay que estar muy atento para no perder de vista a los rivales.

 


La caída de un handbiker, a mitad de la primera vuelta, me corto del grupo y tuve que esforzarme para volver a conectar, lo logré casí 15 kilómetros después. El paso por los primeros 21 km fue de 36:45 minutos, mi mejor tiempo en esta distancia. Para evitar sorpresas, me situé en la segunda posición del grupo, controlando los ataques y evitando posibles caídas. Cruzé la meta con un tiempo oficial de 1:15:49 minutos, rodando los 42 km a más de 32:8 km/h, batiendo mi record personal en más de 10 minutos y terminando en el puesto 36 de la categoría (H2).


Mi satisfacción es enorme, casi no puedo creer la evolución que estoy teniendo este año, es mucho más de la esperada. He bajado mi tiempo de la maratón de marzo en Barcelona en más de 20 minutos, es increíble pero debo seguir trabajando, aprendiendo y disfrutando de estas experiencias.


Dos días antes de la carrera me reuní con los responsables del equipo alemán de handbike “Team Sopur” quienes me ofrecieron la posibilidad de formar parte de su equipo, era una oportunidad que no podía desaprovechar así que acepté encantado.


El “Team Sopur” es un equipo alemán internacional que congrega a handbikers de diferentes nacionalidades (Alemania, Finlandia, Dinamarca, Francia, Holanda…), realizan concentraciones internacionales, participan en las carreras más importantes del mundo dentro de una estructura seria y de calidad.


Espero no defraudar al equipo y seguir progresando para poder acudir al mayor número de pruebas internacionales, son las que te dan el nivel.


El sueño paralímpico está presente, es un camino costoso donde el tesón y la fuerza de voluntad son vitales, espero hacer realidad mi dicho de “Querer es poder”

Os adjunto en enlace a un video de la carrera, os soprenderá. Gracias

http://www.youtube.com/watch?v=32pTbUYelv8

"PIRINEOS NON STOP"

Hace bastantes meses Miguel Bergua y Óscar Puyuelo me comentaron el reto que tenían en mente, “Dos ciclistas cruzan en formato Non Stop los Pirineos escalando los principales puertos de montaña”, todo por una causa solidaria, llevar luz a un pueblo de Senegal.


La ruta consistía en salir de Huesca capital y  llegar al Mediterráneo para una vez allí, cruzar los pasos fronterizos que separan España de Francia hasta el Cantábrico, escalando los principales puertos de montaña del Tour y La Vuelta para regresar a Huesca 100 horas después y con 2000 km en las piernas. Una locura.



Las pruebas Non Stop consisten en pedalear las 24 horas del día, sin descansos, provocando un desgaste físico y psicológico extremo donde lo peor es el cansancio que se acumula y el sueño que existe en todo el equipo, el no dormir provoca  descuidos que derivan en accidentes.

Mi vida cambió tras un atropello mientras participaba en la RAAM, una prueba Non Stop que cruza EEUU de costa a costa, muchos recuerdos venían a mi mente y revivir aquellos momentos me parecía muy duro e injusto para mi familia, principales sufridores de todo lo sucedido. 

Pero creo que todos debemos enfrentarnos a nuestros fantasmas, me olvidé de los recuerdos y pensé en derribar otro muro, en volver a vencer la discapacidad, una silla de ruedas en una prueba Non Stop, ¿por qué no?



La familia va entendiendo cada día que no todos los proyectos terminan mal, que los accidentes son imprevisibles y pueden suceder en cualquier momento y lugar, que realmente me siento vivo y me olvido de la discapacidad en mis aventuras.

Además, un fuerte vinculo personal me une a Miguel Bergua, uno de los ciclistas implicados en el proyecto, fui profesor suyo en el IES Martínez Vargas, él me ha acompañado en las salidas de todos mis proyectos deportivos, vino conmigo en la primera etapa de los 12.822 km que pedaleé hacia Pekín y no se perdió la salida de Madrid donde comencé los 1800 km dirección Londres. Además Óscar vino con su pareja Ana a pedalear dos días en Pau camino Londres. Debía estar con ellos, así que acepté la propuesta con un objetivo principal; todo el equipo debía regresar sano y salvo.

He pensado muchas veces en mi atropello, nunca he buscado culpables salvo el chaval que se me llevó por delante, pero he terminado olvidando la culpabilidad ya que considero que yo soy el primero que alguna vez me he despistado al volante. Pero algo tenía claro de mi accidente en RAAM, que hubo fallos organizativos que no quería que se repitieran en la Pirineos Non Stop, así que solicité vía libre para gestionar el reto según mi criterio. Oscar y Miguel aceptaron encantados.


Mis premisas eran claras, un coche detrás del ciclista las 24 horas del día, un equipo amplio de personas de apoyo y el máximo descanso posible para equipo y ciclistas. Por mi experiencia, el ciclista hace un esfuerzo titánico pero el equipo tiene carencias de sueño que derivan en despistes que terminan en accidentes, ir a 20-30 km/h detrás de un ciclista es tedioso y aburrido, se duerme hasta el más valiente, así que debían ir dos personas por vehículo, que debían ser relevadas cada vez que cambiaba el ciclista.


Organizamos cada jornada de pedaleo de la siguiente forma; un ciclista pedalea 8 horas hasta un punto determinado, el otro ciclista le sustituye y cicla otras 8 horas, al amanecer, el ciclista descansado vuelve a pedalear 4 horas, y otras 4 horas el otro ciclista, por lo tanto 12 horas de bicicleta cada uno. 8 horas de pedaleo, en apariencia parece que implica un gran descanso para el compañero que no cicla pero la realidad es bien distinta, cuando llegan al vehículo de descanso se deben duchar, cambiar de ropa, comer, hidratar, etc, lo cual implica más de 1:30h perdida de descanso, luego, el vehículo debe desplazarse hasta el siguiente punto de encuentro, 2-3 horas de viaje, al llegar el ciclista puede descansar pero le suena el despertador con un tiempo prudencial para hacer el relevo y si además el ciclista que pedalea se adelanta al horario previsto, todo se convierte en una locura que como máximo le permite descansar con el vehículo parado unas 3 horas. Todo esto en el relevo largo, en el corto de 4 horas, el descanso es prácticamente imposible.



Con este planteamiento salimos un miércoles 29 de mayo a las 18 h desde Plaza Navarra en Huesca, muchos amigos ciclistas nos acompañaron y en esa primera etapa que llevaba a Miguel Bergua hasta la provincia de Lleida, yo decidí pedalear con mi handbike hasta Barbastro, 63 km, pasando por Monflorite, Blecua, Pertusa, Laluenga y Peraltilla. El viento era favorable y la ilusión enorme, así que los kilómetros pasaron rápidos. Óscar tomo el relevo y en lugar de pedalear 8 horas, realizó el recorrido en menos de 6 horas, eso pasa por estar más fuerte que el vinagre, así que Miguel salta de nuevo a la carretera para llegar a tierras de Girona y terminar sus 4 horas en LLança. Comenzaba la transpirenaica, Oscar ascendió hasta Portbou y ciclo por puertos duros, decidí subirme a la handbike e ir a su encuentro, pedaleamos juntos un rato disfrutando de un terreno que había pedaleado con mi amigo Pedrito cuando, hace unos años, recorrimos la transpirenaica con alforjas.



Desde este momento, apenas 1 día de nuestra salida, la Non Stop cambia de una forma radical. El tiempo empeora y comienza a llover. Al principio tímidamente pero al llegar la noche y con el relevo de Óscar en las proximidades de Andorra, la ruta se convierte en un auténtico infierno. Óscar debe ascender el col de Envalira y allí le sorprende la noche, el frío, la lluvia y una ventisca de nieve que hace imposible el ciclar, pero no se arruga, avanza aunque el sentido común le dice “¡pero que hago yo aquí!”. 

Desciende bajo un torrencial de agua y llega a la autocaravana calado hasta los huesos y temblando de frío, sin duda padece hipotermia y le cuesta entrar en calor. Miguel salta al asfalto mojado e inicia la ruta en contra dirección,  los estragos del cansancio pasan factura. Corona el col de Cantó, llueve y llueve como si el cielo se fuera a romper, los descensos son peligrosos y la prudencia le invita a ir con tranquilidad hasta Llavorsí. Oscar le espera inquieto, después de lo vivido de madrugada le espera otro hueso duro de pelar, el col de Bonaigua, un puerto de 2027 metros de altitud que comienza lloviendo y corona nevando. La estampa es espectacular, en un entorno nevado, un ciclista avanza impasible, los ventisqueros acumulan más de 5 metros de nieve, pero no rebla, continúa dando a los pedales por llevar luz a un pueblo de Senegal. 


Mientras tanto el sueño y el agotamiento va mermando al resto de componentes del equipo. Comenzamos la aventura los dos ciclistas (2), el handbiker (3), Paula (médico)(4), Nacho (fisioterapeuta)(5), Ana (comunicación)(6) y Néstor (conductor)(7). La previsión es que cada 24 horas se produzca un relevo de dos personas del equipo por otras dos personas frescas, en Ripoll se incorporan Mónica(8) y Sergio(9) mientras Nacho y Paula pasan a descansar en un furgoneta, pero Nacho se siente mal, vomita y debe ser trasladado hasta su casa.



En Viella Miguel Bergua comienza su etapa más dura, debe coronar puertos de montaña como el Portillón y el Peyresourde, pedalear por el valle de Luchon y llegar a Bielsa, todo con una intensa lluvia. En principio la ruta nos llevaba a puertos míticos del Tour como el Aspen o el Tourmalet, pero la nieve hace imposible su tránsito. Acompañado de amigos, Miguel vence la dificultad y cruza el túnel que le conduce a España. Óscar espera su nuevo turno y decido acompañarlo unos kilómetros. Sergio y Mónica son sustituidos por Javi (Inicia)(10), Toño Escartín(11) y José Antonio Aniés(12) quienes conducirán sin tregua para que el resto del equipo descanse. Óscar pedalea en la oscuridad desde Bielsa a Sabiñanigo, atravesando el Añisclo y el Cotefablo.



En tierras serrablesas nos espera una sorpresa, Tere y Luis de Biciaventura nos han preparado una cena caliente en compañía de unos amigos. Degustamos los manjares a las 3 de la madrugada, al terminar Miguel vuelve al asfalto para coronar el Somport y regresar a Francia, Óscar le espera para un nuevo relevo, su próxima parada es Belagua (Navarra).

En Belagua se incorparan Josan(13) y Mirian(14), que sustituyen a Toño y José Antonio. La familia de Bergua ha llegado para apoyar a su hijo, ¡vamos Miguel!, le animan cuando comienza a pedalear. Cada vez falta menos pero el tiempo no da tregua, no para de llover. Miguel pedaleada por infinidad de puertos rompepiernas, con rampas del 15% y siempre en compañía de la lluvia, debe bajarse de la bici en varias ocasiones para cambiarse la ropa, no siente sus articulaciones. Termina sus últimas 8 horas de pedaleo y devuelve el turno a Óscar que recorre tierras navarras, francesas y vascas para llegar a Oiartzun, tras una etapa donde encadena un puerto detrás de otro.



El cansancio es palpable, pocas ganas de hablar pero ya falta menos, lo más duro de la Pirineos Non Stop está recorrido.  Buscamos el buen tiempo pero la meteo se resiste. Miguel pedalea hasta Pamplona coronando con niebla el col de Belate. 


Óscar llega a Berdún y parece que cuando regresamos a nuestra provincia el sol vuelve a sonreír. Ya casi lo tenemos. Miguel pedalea la última etapa, junto a él se incorporan nuevos ciclistas que quieren acompañarle en los últimos kilómetros, yo me uno en el Puerto de Santa Bárbara, Oscar en Murillo de Gallego.


Juntos, igual que cuando iniciamos la ruta, llegamos a Huesca con 2000 km en las piernas en menos de 96 horas. Una auténtica paliza donde Miguel y Óscar han demostrado ser grandes campeones.


Un esfuerzo al límite por ayudar a otras personas, un ejemplo para mejorar el mundo en que vivimos. Abrazos, llantos y una enorme ilusión por haber terminado con éxito la aventura.



Personalmente, termino muy satisfecho, todos han regresado sanos y salvos. Hemos vencido los contratiempos y las dificultades acaecidas. Fui firme en decisiones y duro en ciertos momentos, me siento como el malo de la película pero siempre lo hice pensando en el éxito del reto. Nadie del equipo olvidará esta aventura. Percibo que una silla de ruedas ha estado perfectamente integrada en un equipo Non Stop, así que mi satisfacción es máxima. No hay reto imposible. Querer es poder. 


Las donaciones todavía están abiertas, pon tu granito de arena para que este esfuerzo haya valido la pena.
 http://www.deportistassolidarios.org/retos/pirineos_non_stop.html

GRACIAS EQUIPO POR VUESTRO MAGNÍFICO TRABAJO.